Tienda boutique de Arca

Un cuento de Navidad muy especial para ti

Por la tienda boutique de Arca en Gandía pasa mucha gente

A pesar de estar algo escondida en un callejón nuestra tienda lleva muchos años cosechando y brindando la mejor energía, porque nuestra propuesta de vestimenta infantil para ceremonias siempre aporta alegría, y acompañó y acompaña a generaciones en algunos de los momentos más importantes de sus vidas.

Como se acerca la Navidad queremos compartir contigo un hermoso cuento que una vez una clienta nos contó. 

Aquí va…

 

Resulta que en un lugar mágico llamado… Sandía, donde conviven maravillosas criaturas, los gnomos vivían algo apartados y hasta su pueblecito nunca había llegado la Navidad.

 Tienda boutique de Arca

Hasta que algo extraordinario ocurrió un día…

 

Era un frío día de invierno y tres gnomos llamados Jalisco, Tamarindo y Tomate decidieron emprender juntos la aventura de sus vidas, adentrándose en el bosque que rodeaba el pueblo y donde nadie se atrevió a entrar desde hace muchos años, ya que todas las necesidades de los gnomos estaban cubiertas en la zona comprendida dentro de aquél enorme predio.

Pero ellos conocían un antiguo secreto que contaba que aquél que logre pasar todo el bosque se encontrará con algo muy valioso.

Tienda boutique de Arca

Aunque habían tomado juntos la decisión de adentrarse en aquél bosque siguiendo este antiguo secreto que le fue revelado a Tamarindo por un hada llamada Solfeo, iban con bastante miedo e inseguridad ya que nadie había entrado nunca en aquel bosque.

Los motivaba el querer saber que era aquello tan valioso que prometía el secreto del hada, pero los inquietaba mucho la incertidumbre de si en el bosque también se ocultaba algo malo. Por algo nadie se adentraba en él desde hace tantos años, y lo que cuentan las historias de los viejos gnomos no son concluyentes.

Tienda boutique de Arca

A Tomate y a Jalisco les contó una vez un abuelo gnomo que en el bosque se podía escuchar en algunas ocasiones como cantaba una hermosa voz de mujer una canción en un idioma desconocido para los gnomos.

En otras ocasiones, les contó también el abuelo, se escuchaban trompetillas sonar…

El abuelo dijo que tal vez por simple miedo a lo desconocido nunca nadie se había atrevido a entrar a aquél bosque.

Tienda boutique de Arca

A medida que se adentraban en el bosque comenzaron a oír sonidos lejanos que parecían voces, y también sonidos que parecían risas, pero también lejanas por lo que no veían a nadie alrededor.

Jalisco, Tamarindo y Tomate sintieron una alegría inexplicable que les invadió súbitamente.

 

Estaban contentos, alegres!!

 

Inexplicablemente habían abandonado el miedo y a medida que avanzaban por el bosque los árboles les saludaban con sus ramas, pequeños y simpáticos animalillos les seguían entusiasmados, los ciervos se acercaban suavemente a ellos y les acariciaban con la cabeza tiernamente.

Tienda boutique de Arca

 Tienda boutique de Arca

              Los animales hablaban!!

 

 -Hola…

                                                          -Bienvenidos…

Tienda boutique de Arca

-Qué lindo es tenerlos por aquí hermanos gnomos…

 

De repente llegaron a un claro en el bosque donde había gran cantidad de paquetes con hermosos envoltorios. Eran regalos!!

Tienda boutique de Arca

Cerca de los paquetes, sobre una plataforma de madera que estaban terminando de construir un grupo de castores, un pequeño hombre con blanca barba y vestido de fulgurante rojo, con vestimenta gruesa y forrada de piel blanca, nos miraba con dulzura y una apacible sonrisa.

En su cabeza un gran gorro también rojo y en los pies unas impresionantes botas negras muy brillantes forradas también de piel blanca que sobresalía por encima de la caña y cubrían parte de la pierna hasta debajo de la rodilla.

Tienda boutique de Arca

Toda la vestimenta de este hombrecillo parecía especial para resistir temperaturas muy bajas.

Algo que no era muy habitual por estos lares.

 

Tamarindo el más joven de los tres gnomos le dijo al de la blanca barba:

 

-Hola, somos gnomos aventureros y nos adentramos en este bosque para encontrar un tesoro que un hada me contó. ¿Tú quién eres?

El hombrecillo asintió suavemente con la cabeza a un gesto de uno de los castores que le comunicaba que el trabajo que estaban haciendo ya estaba terminado.

 

Mirando a los tres gnomos dijo:

 

-Hola, yo soy Noel y todos me llaman Papá Noel.

-Hace mucho tiempo que os espero!

-Estáis aquí y os daré algo de mucho valor, algo muy especial

 

Papá Noel se acercó y le dio a cada uno de ellos una pequeña trompetilla.

Tienda boutique de Arca

Eran trompetillas mágicas, según dijo Papá Noel. Hermosas y delicadas, eran de bronce y adornadas con brillantes perlas.

 

A continuación dijo Papá Noel:

 

-Volved a vuestro pueblo ahora y una vez allí cada uno tocad la trompetilla que os regalé.

 

Los gnomos agradecieron el regalo de Papá Noel, aunque no llegaron a entender muy bien para qué servían realmente las trompetillas.

Volviendo sobre sus pasos regresaron al pueblo gnomo, y una vez allí con las trompetillas en la mano se miraron los tres y no se imaginaban lo que estaba a punto de suceder.

Cuando Tamarindo tocó su trompetilla, las copas de los árboles se encendieron de hermosas luces y comenzó a nevar… Hermoso!!

Al tocar Tomate la suya, los gnomos que estaban por la calle del pueblo comenzaron a reír y a cantar, a darse abrazos y a bailar, felicidad y alegría por donde se mirara.

Cuando Jalisco tocó su trompetilla en cada casa del pueblo apareció un regalo para cada gnomo.

 Tienda boutique de Arca

Fue el inicio de la primera Navidad en el pueblo gnomo.

Sintieron la magia de la Navidad y sintieron también la alegría que invadía sus corazones.

 

Jalisco miró al cielo y dijo:

-Mirad!

 Tienda boutique de Arca

Cuando Tomate y Tamarindo alzaron la mirada vieron un pequeño trineo  que surcando el cielo se despedía dejando una hermosa estela dorada.

Esta fue la primera de muchas Navidades para los gnomos y el comienzo de una gran amistad con Papá Noel que les llevó a colaborar en sus campañas de Navidad por muchos, muchos, muchísimos años hasta ahora…

 

Y… colorín colorado, este cuento aquí se ha terminado.

 

¡Si te gustó compártelo con quién quieras, es nuestro regalo para ti pero nos encanta que tú también lo regales a alguien especial!

¡Feliz Navidad!

 

ArcaGandia2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *